Fundación Deporte Seguro

(CMD Sport) Cardiólogos del Hospital Clínico San Carlos recomiendan una gran campaña que incentive la actividad física

De izquierda a derecha: Julián Pérez Villacastín, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos y Ricardo Salgado, cardiólogo y primer firmante del estudio, también del Clínico San Carlos.

El ejercicio multiplica por 8 la supervivencia en pacientes con Covid-19.

El doctor Ricardo Salgado, cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos y coautor, junto al doctor Julián Pérez Villacastin, director del Instituto cardiovascular de dicho hospital, de un estudio que avala la idoneidad de la actividad física frente al Covid-19 recomienda la realización de una “gran campaña que incentive la actividad física”.

La actividad física reduce notablemente la mortalidad en los pacientes con Covid-19 que requieren de un ingreso hospitalario. Una investigación elaborada por el Hospital Clínico San Carlos, publicada en la revista científica ‘Infectious Diseases and Therapy’, avala científicamente una teoría que el sector del fitness lleva defendiendo desde hace varios meses.

Este hospital madrileño tomó una muestra de 520 pacientes, situados entre los 18 y los 70 años, hospitalizados por Covid-19 en este centro durante la primera ola de la pandemia, entre el 15 de febrero y el 15 de abril de 2020. No se incluyeron pacientes con más de 70 años porque quisieron limitar la muestra a un rango de población más o menos sana y con capacidad de hacer deporte de manera habitual.

Dividieron a los pacientes en dos grupos: el de personas con una vida sedentaria (representaban el 57,1% del total), y aquellos que practicaban ejercicio regular durante, al menos, dos días semanales (42,9%). La mortalidad en el grupo de personas sedentarias fue del 13,8%, mientras que la del segundo grupo era ocho veces menor, de un 1,8%.

DIVULGACIÓN DEL ESTUDIO

La patronal del fitness español, Fneid, ha empezado a trasladar en los últimos días este informe a todas las direcciones generales de Salud Pública con el objetivo de trasladar el mensaje de que no pueden volver a restringir la actividad de los centros deportivos. Fneid insiste en defender al sector como un gremio que salva vidas y que, por lo tanto, resulta más imprescindible que nunca en tiempos de pandemia.

CMDsport ha podido hablar con uno de los firmantes de este estudio, el cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos, Ricardo Salgado, que reconoce que los datos de esta investigación sorprendieron a sus propios autores.

En su estudio concluyen que el ejercicio multiplica por ocho veces la supervivencia de los pacientes con Covid-19. Es un dato abrumador.

Sí. Creemos que es una conclusión que tiene bastante trascendencia. No esperábamos que fuera tan impactante en relación con la mortalidad. Los pacientes sedentarios que enferman por Covid-19 y que terminan en el hospital tienen mucha más mortalidad que la de los pacientes que realizan ejercicio de manera más o menos regular.

«Los pacientes que practican ejercicio físico tienen una mejor preparación cardiopulmonar, y ello les permite resistir ciertos procesos graves como el del Covid-19»

¿El planteamiento inicial del estudio pretendía analizar el impacto del deporte en los pacientes Covid-19?

En el hospital había varias líneas de investigación abiertas. Cuando planteamos el estudio ya se conocían algunos factores de riesgo, como la hipertensión, la obesidad o el tener ciertas patologías previas. Pero aún así, parecía que faltaba información para saber por qué unos pacientes evolucionaban mucho peor que otros. Una cosa que nos parecía bastante lógica era el nivel de actividad física de los pacientes. Tiene su sentido teórico: los pacientes que practican ejercicio físico tienen una mejor preparación cardiopulmonar, y eso les da más potencia al cuerpo para resistir ciertos procesos graves como este.

¿Qué otras conclusiones sacaron del estudio?

Los pacientes que tenían una vida más sedentaria, además de tener más mortalidad, tenían tiempos de ingreso más largos; más insuficiencia respiratoria durante el ingreso y más síndrome de respuesta inflamatoria sistémica. Otro estudio interesante que podríamos hacer en el futuro es ver si los pacientes que están entrenados se recuperan más rápidamente que los que son sedentarios. Teóricamente debería ser así, pero hay que revisarlo.

«El deporte fortalece y hace mucho más eficiente el sistema inmunológico»

Por tanto, se puede afirmar que el deporte refuerza el sistema inmunológico. 

Sí. Lo fortalece, lo hace mucho más eficiente. Queda más o menos claro, no sólo en este estudio, sino en otros sobre infecciones que ya se habían demostrado previamente. El deporte es una medida terapéutica para prevenir evoluciones fatales de la infección por Covid-19.

«Hacer deporte nos puede ayudar a controlar las futuras olas o repuntes de esta enfermedad»

¿Sería partidario, desde el punto de vista médico, de promocionar el deporte con una gran campaña?

Seguro. Deberíamos hacer una campaña para promocionar la actividad física. En cualquier momento de la pandemia, si se puede hacer deporte y al aire libre, es una medida más que nos puede ayudar a controlar las futuras olas o repuntes de esta enfermedad.

Hace unos meses la Universidad de Edimburgo publicó un estudio en el que advertía de que el sobrepeso aumentaba la probabilidad de que los pacientes por Covid-19 terminasen en la UCI. En su estudio van más allá e incluyen otros factores de riesgo como el fumar o las insuficiencias respiratorias, que se dan más en los pacientes no deportistas. 

Cuando comparamos los pacientes sedentarios y con los que realizaban actividad física, en los primeros se acumulaban muchas más patologías y más gruesas. Para evitar confusión en el análisis de algunos factores, hicimos un análisis estadístico avanzado en el que analizamos el peso específico de hacer o no deporte en aspectos como la hipertensión, la obesidad o el tener enfermedades neurológicas. El ejercicio sigue siendo, por sí solo, un factor pronóstico en la mortalidad por Covid-19. No sólo porque reduzca la obesidad o disminuya la incidencia en enfermedades cardiovasculares, es que el ejercicio, por sí mismo, tiene efectos beneficiosos sobre el Covid-19.

Los datos de Sanidad confirmaron que los gimnasios son sitios seguros. ¿Es bueno, desde el punto de vista médico, que los centros deportivos estén abiertos durante la pandemia para prevenir patologías?

Nosotros recomendamos a nuestros pacientes que hagan deporte de forma controlada y recuperen una vida activa. Si es posible, al aire libre, para no entrar en conflicto con otra medida extremadamente útil como es el distanciamiento social. También puede practicarse en espacios cerrados, siempre y cuando se garantice que habrá distancia e higiene. Probablemente, donde se producen los contagios, no es tanto en estos sitios en los que todo el mundo es consciente que hay que tener cuidado, sino que es más en un ambiente familiar o personal en el que nos relajamos.

este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email